Cuando tu voto te hace esclavo.

A mi modo de ver y entender -iletrado, ingenuo y confuso- la Democracia no es un mal sistema de gobierno para un país (el menos malo de los sistemas conocidos según Churchill, creo recordar).

Montesquieu (menos conocido como Charles Louis de Secondat, Señor de la Brède y Barón de Montesquieu) en su obra de 1748 “Del Espíritu de las Leyes” articuló la teoría de la Separación de Poderes, que se pretende garantizar mediante un sistema de “checks and balances” (controles y contrapesos) proveniente al parecer, del constitucionalismo Anglosajón.

ley

Pero ¿qué ocurre cuando tal Separación de Poderes no es efectiva?

El poder que se concede al Parlamento Nacional permite que, si se cuenta con una mayoría suficiente, se dicten Leyes que pongan en entredicho tal separación, ya sea mediante el nombramiento de los Órganos de control Judicial o con el secuestro puro y duro de las competencias que les son propias y que impiden el ejercicio efectivo de sus funciones, lo que nos lleva al siguiente punto: ¿Cómo se nombran los miembros de los Altos Tribunales en España?

Veamos primero el Tribunal Supremo. Los Jueces y Magistrados del tribunal Supremo son nombrados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

¿Y quién nombra a los Miembros del CGPJ? Hay que destacar que el CGPJ está compuesto por 1 Presidente y 20 Vocales. Al Presidente lo nombran los Vocales y éstos lo son de la siguiente manera: 10 por el Senado y 10 por el Congreso (en ambos casos, por mayoría de 3/5).

Y ahora alguien podría pensar: “Bueno, siempre nos queda el Tribunal Constitucional”… y es cierto.

Los Miembros del Tribunal Constitucional son nombrados del siguiente modo: 4 el Senado y 4 el Congreso (en ambos casos, por mayoría de 3/5), 2 el Gobierno y otros 2 el CGPJ.

JusticiaYRazonComo se puede comprobar, la INDEPENDENCIA del Poder Judicial y, por lo tanto, la Separación de Poderes del Estado está absolutamente garantizada por el criterio de 3/5 de las Cámaras del Congreso y del Senado.

Continuemos, si os parece.

Teniendo en cuenta que los Poderes del Estado son tres (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) y sabiendo que el Poder Ejecutivo (Gobierno) emana de la mayoría alcanzada en las Cortes (Legislativo) y que entre ambos nombran a los Miembros que componen los Altos Tribunales y al Consejo General del Poder Judicial, parece que la Separación de Poderes en España adolece de algún tipo de raquitismo por determinar, y que dejo en manos de quien sepa más que yo del tema.

Otro día, tal vez hablemos sobre el acceso a la Justicia en España y las Tasas Judiciales.

justicia-cabreada001Así las cosas, resulta que cuando el ciudadano va a votar, está decidiendo al mismo tiempo quién dictará las Leyes, quién las Aplicará y quién sancionará (en su caso) su incumplimiento, en un acto de prestidigitación de tres-en-uno que ya le gustaría tener -tan amarrado y firme- a la Iglesia Católica para sus Dogmas y Misterios.

En fin, que en ésta madeja de Poderes yo no creo que haya “gato encerrado”… sino que es el gato quien nos tiene encerrados a nosotros.

Anuncios