Acerca de “La Sexta Noche”.

Semana tras semana veo el estupendo programa de “La Sexta” con expectativas renovadas y cada sábado por la noche me decepciona.

Tres de sus contertulios fijos son absolutamente insufribles y me refiero al Señor Marhuenda (que no deja de repetir que la “La Sexta” tiene el mismo dueño que su periódico “La Razón”), al candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, Señor Antonio Miguel Carmona (henchido de cinismo y prepotencia) y al inefable (por educación ahora no le defino) Don Eduardo Inda, periodista del rotativo “El Mundo”.

Como dijo Jack el Destripador, vayamos por partes.

marhuenda(10)El Señor Marhuenda no sólo es prepotente y repite muchísimo que se aburre -en la mayoría de las ocasiones- sino que va al programa a aprender. Caballero, cuando se va a aprender se paga y si se va cobrando a un sitio, se va a aportar algo, aunque sea fidelidad al Amo. No deja Ud. de repetir lo mucho que ha estudiado y los muchos cargos que ha detentado en el “aparato del Estado”, pero si le hablan de calificaciones en sus estudios… calla y se ofende. En cuanto a la titularidad de un medio, entienda Ud. que pese a la propiedad nominal de las acciones propietarias, cada medio tiene su propia línea editorial. No pretenda un trato especial so pena de tener un tufillo fascista.

CarmonaEl Señor Carmona (del PSOE) no deja de apuntarse tantos de tiempos pasados para, acto seguido, pregonar que el nuevo PSOE propone es algo completamente diferente, nuevo y fresco: por lo visto el cambio de líder ha transmutado a los antiguos participantes en serafines inmaculados sin tacha. Que el diario “El País” pretenda que el cambio de Secretario General del PSOE hará olvidar a sus votantes las reiteradas traiciones y pactos vergonzosos con el Partido Popular para ocultar sus miserias… no se lo cree nadie. Ustedes mismos se han buscado la desafección y rechazo que provocan, Asúmanlo.

IndaDon Eduardo Inda. Devoto (al parecer) de la máxima periodística del “difama, que algo queda”, es difícil encontrar un caballero más grosero, machista, difamador, faltón y prepotente. De verbo repetitivo y cacofónico, sus argumentos no sólo bordea lo grotesco y denunciable, sino que su gestualidad es algo que ronda lo “choni-poligonero”. La paciencia que Tania Sánchez (@Ainat, en Twiter) demuestra semana tras semana es encomiable. Poco más quiero o me permito decir sobre el Sr. Inda, puesto que sus intervenciones le definen mucho mejor de lo que yo pueda relatar.

gay de liebanaOtros colaboradores del programa son los diversos economistas que lo frecuentan con asiduidad. Con la notable excepción del profesor José María Gay de Liébana (abrazos virtuales) que parece un señor de sólidos argumentos y razonado parecer, algunos profesionales que acuden al programa son no sólo sectarios, sino de una trazabilidad en sus previsiones descorazonadora.

jose-carlos-diezEs un habitual del equipo de análisis del programa el economista José Carlos Díez -además de profesor, economista jefe de Intermoney (cantera de los expertos económicos del Gobierno de Zapatero)- que lleva asegurando desde 2009 que la “burbuja inmobiliaria” no es tal. En 2010 alababa la gestión financiera de la Cajas de Ahorros: “Díez hablaba entonces del sistema financiero señalando que “sigue con ratios de solvencia elevados”. El economista decía “basta ya” a quienes “demonizan” a las cajas de ahorro, afirmando que algunas de estas entidades “tienen una gestión envidiable”, gracias a directivos que “podrían dar clases magistrales” en las escuelas de negocios de Londres” (http://www.libremercado.com/2013-05-18/las-predicciones-fallidas-de-jose-carlos-diez-el-economista-de-intermoney-1276490480/). Como podemos ver, éste hombre es un lince de pura cepa.

inaki-lopez(1)Y no puedo cerrar este comentario sobre el programa de “La Sexta”, sin incluir mi impresión sobre el papelón de Iñaki López.

No me cabe duda que es un gran profesional, pero su manejo de los tiempos de intervención y su permisividad culpable al permitir protagonismos grotescos de algún contertulio, denota una cierta pobreza en la igualdad de oportunidades en la defensa de los argumentos de quienes participan en el programa. Mejorar ese aspecto incidiría positivamente en la credibilidad del formato.

Pero al fin y por último, he de confesar que seguiré viendo el programa porque las alternativas son peores y porque sinceramente espero que vayan solucionando los que, desde mi ingenuo punto de vista, son aspectos mejorables (y porque me encanta ver a “@Ainat” darle caña a Inda).

Anuncios