En busca del extremismo radical fundamentalista.

Echo de menos el ejercicio de la política carente de componendas, matices, coyunturas, “ejercicios de realidad consecuente en base a los datos disponibles que subyacen de las tendencias de las proyecciones“…

Quiero verdad.

Quiero compromiso.

Exijo correr el riesgo inherente al acto libre y creador, el pálpito cardiaco de la apuesta sincera y total, ausente de redes de seguridad que entorpezcan el soñar.

No puedo soportar que la vida consista hoy por hoy, en agachar la testuz y encorvar el lomo para amortiguar los golpes que, desde el Parlamento, nos endosan a diario en forma de insensatez, justificación de actos corruptos, agravios y canalladas varias.

¿A quién diablos se le ha ocurrido subir el IVA a los productos sanitarios del 10% al 21%?

sanidad-recortesNos amenazan con desastres bíblicos si osamos optar por un cambio a ésta política de “mamporrerísmo” a los poderes financieros, llámense FMI, Banco Europeo, transnacionales cuasi-homicidas, farmacéuticas casi genocidas, empresas químicas psicopáticas o fortunas seculares exentas del más mínimo sentido común o responsabilidad social.

Y digo “exentas” porque parecen no darse cuenta de que han traspasado de largo todos los límites aceptables, soportables y sensatos de la avaricia y el afán enfermizo de acaparar ceros en sus cuentas corrientes.

Os lo digo con toda claridad: LA GENTE ESTÁ HARTA DE TODOS VOSOTROS.

Necesitamos no ya una supuesta “regeneración democrática” pergeñada por los codiciosos del Poder, sino el establecimiento de nuevos parámetros basados en un “extremismo radical y fundamentalista de HONESTIDAD“, sin más zarandajas ni regateos jurídicos o entelequias mezquinas.

Ya está bien, señores y señoras, ya está bien.basta-ya esta bien

Somos pacientes, pero no estamos dispuestos a ser esclavos agradecidos.

Si pagamos impuestos al Estado no es para que el Señor Ministro del Interior construya en SU pueblo un cuartel de la Guardia Civil que el propio Cuerpo Armado considera innecesario, sino para que se trate a nuestros enfermos, se ayude a nuestros dependientes, se provea de viviendas dignas a nuestros vecinos, se financien los estudios de nuestra juventud y se dote de MEDIOS SUFICIENTES a quienes velan por evitar el fraude fiscal.

Sean conscientes, Señores del Poder, que están Uds. tensando demasiado la cuerda y corren el riesgo de que su alborozo emocional al gritar “¡Viva la Virgen!” puede transformarse en un “¡¡Ay, la Virgen!!” si continúan por el mismo derrotero.

Hágannos (háganse) el favor de ser sensatos y dejen de tomarnos por imbéciles. No lo somos. Somos pacientes… pero todo tiene un límite y nadie desea alcanzarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s